Digestión intestinal






En el intestino delgado se lleva a cabo la mayor parte de las tranformaciones digestivas. Su puerta de entrada es un músculo en forma de anillo, llamado píloro, que cada ocho segundos permite la entrada de una pequeña cantidad de quimo proveniente del estómago para ser transformado en quilo por medio de procesos químicos.

En la fase química, actúan tres tipos de jugos digestivos sobre el quimo: la bilis, el jugo pancreático y el jugo intestinal. La bilis se produce en el hígado y vesícula biliar; tiene la función de romper las grasas, transformándolas en pequeñas gotas.El jugo pancreático se produce en el páncreas, y el jugo intestinal en las células de las paredes del intestino.Los jugos pancreático e intestinal contienen enzimas que ayudan a transformar los almidones en azúcares simples; las proteínas, en aminoácidos; y los lípidos, en ácidos grasos y glicerol.

La digestión intestinal es completada con una fase mecánica, caracterizada por las o contracciones de las paredes intestinales que empujan al quilo por todo el intestino delgado para la absorción de nutrientes que éste contiene, por medio de las vellosidades intestinales.
Todo el proceso digestivo, desde que se ingiere el slimento hasta que se excretan las heces, dura doce y veinticuatro horas.





Menú Principal





Adriana García - Carolina Irrazabal